RECETA NAVIDEÑA: Casadielles asturianas

domingo, 15 de diciembre de 2013


Entre las diferentes opciones de postres para Navidad, no podía dejar de compartir con vosotros el dulce más típico de Asturias.

Sobre todo ahora que estoy lejos...recuerdo mas que nunca las tardes de Nochebuena en las que mi abuela freía casadielles para la cena... porque es lo más tradicional en las mesas asturianas en esa noche.

El recuerdo no solamente es una imagen...también es un olor...el de la masa recién frita, el del suave anís del relleno y en definitiva...el olor de la Navidad infantil que todos tenemos en nuestra memoria.

Os invito a probarlas porque seguro que os encantan, la masa es muy especial y el relleno espectacular! Estos son los ingredientes que vamos a necesitar...



Preparación:

Preparamos la pasta poniendo en un bol la mantequilla en trocitos, el aceite, el agua, el vino blanco y la sal. Mezclamos y añadimos la harina poco a poco (a la que incorporaremos una cucharadita de levadura en polvo). Vamos amasando hasta lograr una pasta que no se pegue a las manos. La envolvemos en film transparente y la dejamos reposar 1 hora a temperatura ambiente.

Para elaborar el relleno picamos las nueces y las castañas (son castañas asadas y peladas que podéis encontrar en Mercadona). Yo no las pulverizo en una máquina sino que las pico en el mortero... pues me gusta mas la textura mas crujiente que le da a la casadiella. Le añadimos el azúcar y el anís y mezclamos.

El relleno puede hacerse solo con nueces (pondréis entonces 200 grs) o con nueces y avellanas (100 grs de cada uno), pero en casa nos encantan con la mezcla de nueces y castañas.

Una vez pasado el reposo de la masa, estiramos con el rodillo y cortamos rectángulos. En el centro ponemos una cucharada de relleno y enroscamos, sellando bien todas las costuras con un tenedor para que no se abran al freírlas.

En una sartén ponemos abundante aceite al fuego y le añadimos una corteza de naranja, otra de limón y una estrella de anís, y dejamos un par de minutos para aromatizarlo y que deshume. Retiramos las cortezas y el anís y las vamos friendo, sin dejar que el aceite coja demasiada temperatura...para que la pasta se fría bien por dentro y por fuera. Ya doradas las vamos colocando en un plato con un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Seguidamente se rebozan con azúcar pasándolas a una fuente.


Y ya tenemos ganadora del sorteo Navidad En Rosa.... Batriche Calero Gomez!! Enhorabuena a la ganadora y gracias a los 617 participantes! Aquí podéis acceder a la aplicación del sorteo para ver los resultados




6 comentarios:

  1. Mira que me gusta Asturias y hace un mes volvimos a estar por tercera vez allí de vacaciones y no había escuchado este dulce!! Me lo guardo para cocinarlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No??? Pues junto con los frixuelos y el arroz con leche son los tres ases de la repostería asturiana!!! Pruebalo...te gustará!! Un besazo

      Eliminar
  2. Me encantan las casadielles y nunca las he comido rellenas de castañas, solo con nueces. Será cuestión de probar :)

    ResponderEliminar
  3. No conocía este dulce, pero me parece delicioso. Me apunto la receta para hacerlo en cuanto pueda.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola paisanina! Sé a lo que te refieres, ese olorín que da el anís, el que desprendes al freírlas, y ese sabor tan característico... Yo siempre las asocio a mi abuela, porque las hace muy a menudo, sobre todo en Navidades, de hecho, hace poco que subí un post con su receta, las hicimos juntas y me prestó un montón. Tengo que probar tu receta, porque les casadielles están buenes de cualquier manera jaja. Son uno de mis postres preferidos =)
    Un besín guapa!!

    ResponderEliminar